BUSCAR

Archivo

Powered by mod LCA

 

 

 

LHDC

La serpiente cambia el cuero, pero no su obrar rastrero

b_600_600_16777215_00_images_snake.jpg

El vendedor de aceite de serpiente se convirtio en un Personaje tipo de las peliculas del oeste: un "doctor" viajero de credenciales dudosas, que vende medicinas (como el aceite de serpiente) mediante explicaciones promocionales claramente exageradas, basandose frecuentemente en afirmaciones pseudocientificas, normalmente falsas. Para incrementar las ventas se solia emplear a un complice entre el publico, que atestiguaba las bondades del medicamento simulando ser un testigo imparcial, con el animo de provocar un entusiasmo comprador entre los espectadores. El supuesto doctor y su complice procedian a abandonar el pueblo antes de que los compradores empezaran a sospechar que habian sido estafados.
Hoy, charlatanes como este, todavia existen en el mundo laboral. Aparecen en cualquier esquina, al sol que mas calienta y sin ningun escrupulo te venden el elixir de la decencia sindical. Cambian de nomina lo mismo que de chaqueta. Con complice, o sin el, basa su modus operandi en el correveidile, el servilismo y el peloteo puro y duro. Nuestro particular "doctor" charlatan para trepar se sirve del cuenterete, la manipulacion y cualquier linimento que le permita regalar el oido de su amo y señor (Danacolio). Estos si que tendrian que abandonar el pueblo. Hoy su inconfundible y pegajoso rastro de acomplejado salpica tambien a los despedidos de la isniace (533).

 

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios